Qué es el aprendizaje: factores asociados a la Neurodidáctica

Que es el aprendizaje
Que es el aprendizaje: factores asociados a la neurodidáctica.

El aprendizaje humano,  es por añadidura,  una actividad de alta complejidad. ¿Pero qué es el aprendizaje? Si bien las definiciones generales aluden a un “cambio relativamente permanente en la conducta” (Papalia, 1995; pág. 164), los aportes provenientes de diversas corrientes de estudio proponen hoy una mirada de completitud que genera una apertura al entendimiento y comprensión de este.

¿Qué es el aprendizaje?

La definición de aprendizaje según lo que señala Carrasco (2018), el aprendizaje puede entenderse como un sistema interrelacionado de interpretaciones subjetivas, que conlleva la interacción dinámica y recíproca entre las diversas dimensiones que componen la naturaleza del aprender humano.

Esta definición, surge de la epistemología psicopedagógica, la cual intenta dar una mirada holística e integrativa del aprendizaje desde la atención que debe prestársele a las dimensiones básicas que lo componen: Cognición – Afectividad –Cultura. 

Estas dimensiones básicas, proponen un tratamiento especial no sólo a la forma en que se adquiere el aprendizaje, sino también a los recursos didácticos que deben subyacer a los procedimientos, estrategias y metodología para su realización.

El aprendizaje es natural en el ser

En torno a esto, y en función de la multiplicidad de neuromitos asociados al aprender humano, surge también la idea de que el aprendizaje es natural en el ser, pero independiente de que cada persona cuente con el constructo de estas dimensiones, cada uno va a desarrollar diversas formas y niveles de aprender en cuanto a la estimulación y el contexto donde se inserte. 

A modo de ejemplo: en un aula de clases, donde la exigencia es que los/as niños/as aprendan un ritmo de lectura X al finalizar el primer semestre de un curso X, aunque compartan edades y procesos metodológicos en común, cada niño/a va a aprender en torno al ritmo y a la efectividad que los factores asociados al aprender estén vinculados. 

Esto viene sin duda a desmontar la idea de que, por obligatoriedad, cada niño/s debe si o si aprender “una cosa u otra” en los tiempos que la normativa define.

Las ciencias de la cognición

Las ciencias de la cognición, en comunión con las diversas disciplinas abocadas al estudio del aprendizaje, entienden que, a nivel cerebral, afectivo y cultural, cada quien va a aprender siempre y cada vez que desee hacerlo, que le sea significativo y que ese aprendizaje se logra principalmente a nivel consciente.

Cabe mencionar que para que estas condiciones se den, los aportes de la teoría de la modificabilidad estructural cognitiva en cuanto a la mediación en el acto metal (Feuerestein, 1990), debe existir cohesión entre las dimensiones básicas del aprendizaje y los elementos de acción que permiten activar y modificar las estructuras cerebrales.

Compartir esta publicacion